Grifaldo Toledo, Jorge

lunes, 16 de mayo de 2016

Poema de viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Para este largo fin de semana, con lunes festivo en estos lares, Piluka nos ofrece el disfrute del último premio "Francisco Umbral"... una mirada que deriva de la sensualidad a la melancolía...



El premio «Francisco Umbral» de este año recae en este magnífico poeta jerezano, gran admirador del escritor,
el cual durante toda su vida lamentó no tener las dotes poéticas con las que soñaba: "Yo iba para poeta solitario
y me he convertido en prosista bien pagado", se lamenta en una de sus últimas obras.
Caballero Bonald sí lo es, sí es poeta. Autor de doce poemarios, cinco novelas y numerosos ensayos y artículos de prensa.
El poema de hoy se construye alrededor de un verso del mismísimo Luis de Góngora.
  

Óleo de Mstislav Pavlov

Ningún vestigio tan inconsolable
como el que deja un cuerpo
entre las sábanas
y más
cuando la lasitud de la memoria
ocupa un espacio mayor
del que razonablemente le corresponde.

Linda el amanecer con la almohada
y algo jadea cerca, acaso un último
estertor adherido
a la carne, la otra vez adversaria
emanación del tedio estacionándose
entre los utensilios volubles
de la noche.
Despierta, ya es de día, mira
los restos del naufragio
bruscamente esparcidos
en la vidriosa linde del insomnio.

Sólo es un pacto a veces, una tregua
ungida de sudor, la extenuante
reconstrucción del sitio
donde estuvo asediado el taciturno
material del deseo.
Rastros
hostiles reptan entre un cúmulo
de trofeos y escorias, amortiguan
la inerme acometida de los cuerpos.

A batallas de amor campo de plumas.

  
José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1926), A batallas de amor campo de plumas


Últimos Poemas de Viernes publicados:
Publicar un comentario