Grifaldo Toledo, Jorge

lunes, 29 de abril de 2013

"Guardianes del olvido", reseña




Enlace al prólogo del libro



Por mucho que te hundas en ti mismo nunca huyes lo suficientemente lejos, sólo te estancas en la mentira de haberlo superado, de que ni siquiera te afectó.”

Finalmente me rendí ante el olvido, con una inevitable sensación de pérdida, porque sabía que había perdido un recuerdo en algún recoveco de mis días. No podemos recordarlo todo, pero ser conscientes de que hay horas y vivencias que hemos perdido nos provoca la desazón del que deja escapar la vida entre los dedos.”

Con estas certezas, la joven Marina comienza la búsqueda de los recuerdos que lleva años ahogando en lo más profundo de su alma.

Una búsqueda que le llevará a conocer el mundo de los seanas, los guardianes de los recuerdos perdidos, un mundo lleno de luz, magia, misterio, peligros, traiciones y un amor que traspasa dimensiones...

En esta tercera novela, Marta impregna todos los recovecos de la realidad de imágenes inquietantes que nos hacen dudar de lo que es ensoñación y realidad, haciéndonos viajar de una a otra sin tregua, a través de la primera persona con la que Marina nos va contando sus angustias, sus dudas, sus más profundos secretos...

Y con ella nos adentramos en un mundo paralelo que se descubre ante nuestros ojos en un despliegue de color y coherencia, tan difícil de lograr en las historias fantásticas, pero que Marta consigue con creces, conformando un mundo que va más allá de la mera anécdota, un mundo que sólo fuera un mero subterfugio para que la protagonista realizara su búsqueda personal... Nada de esto sucede en esta novela, ya que Marta ha creado un mundo fantástico autosuficiente, con pequeños detalles que va engarzando y que, incluso, llegan a formar historias “inconclusas”, historias que sabes que tienen mayor profundidad pero que, al igual que sucede en la vida real, como en ese momento no puedes dedicarle toda tu atención te lo apuntas en el borde de la curiosidad.

Junto con ésta, otra de las cosas que más me ha llamado la atención ha sido la resolución de su viaje por el mundo fantástico, pues aunque te va dando pistas a lo largo de la novela se guarda un as en la manga y consigue sorprenderte...

Es una novela cargada de significado, en donde la importancia de los recuerdos y los sentimiento asociados a ellos juega un papel primordial en la historia de cada uno de los personajes, siendo especialmente clave el personaje de Seabell, que anhela recordar su pasado humano y será la encargada de iluminar el camino de Marina... y, si la dejamos, también el nuestro...

Puedes usar tu pasado como almohada para que tu presente descanse y reconocer en él tu historia, tu identidad, o hacer que se convierta en un puñal que rasga el presente y todo posible futuro. Tú decides.”


Publicar un comentario